viernes, 23 de noviembre de 2012

Los niveles de la Salsa


Aquí os dejo un breve comentario en el que se podrían resumir perfectamente los niveles en los que podemos incluir el aprendizaje de la salsa, nunca completo, ya que, desde mi humilde opinión, siempre podemos estar en constante evolución.

  • Nivel 1 (iniciación): Se trata del nivel inicial. Un nivel en el que el hombre y la mujer empiezan a tener contacto con la música y con el baile. Aprenden a distinguir los diferentes estilos y a moverse al unísono sin pisarse el uno al otro y sin hacerse daño. Se conocen los pasos básicos y pequeñas variaciones sencillas.
  • Nivel 2 (iniciación/medio): El hombre y la mujer comienzan a bailar al compás de la música mientras hacen pasos básicos y variaciones. Los pasos básicos son parte del bailarín y el hombre y la mujer no necesitan estar pendientes de ellos para hacerlos correctamente.
  • Nivel 3 (medio): El hombre y la mujer empiezan a realizar patrones y variaciones más complejas. Comienzan a utilizar el espacio con la rotación y los cambios de dirección, a la vez que mantienen el ritmo y el flujo del baile. El hombre empieza a preocuparse por su técnica de mandato y la mujer por su técnica de seguimiento.
  • Nivel 4 (medio/avanzado): El hombre y la mujer dejan de preocuparse por sus propios pasos. El hombre empieza a llevar a la mujer con facilidad y control, momento en el que mejoran sus habilidades para guiar a su pareja. La mujer logra entender lo que transmite el hombre. Ambos comienzan a añadir gestos y estilo, logrando adornar el baile.
  • Nivel 5 (avanzado): El hombre y la mujer se logran entender perfectamente, empiezan a jugar con la música, el ritmo, los sincopados, los cambios de ritmo, los acentos… Las paradas se usan y los bailarines pueden encontrar el ritmo de nuevo para seguir bailando. Se empieza a interpretar la canción y la música, logrando ser parte de ella.
  • Nivel 6 (maestro): El hombre y la mujer sienten la música y logran manejar la energía y el estado de ánimo de cada canción. Los efectos musicales se acentúan y alcanzan vida propia. Aparece una sensación de emoción y satisfacción en la pareja, visiblemente notable y perceptible por quién los observa. Los bailarines se convierten en los instrumentos físicos de la música.

Te identificas con alguno de los niveles mencionados?

Salsaludos, abrazos y besines!

Rubén Álvarez