lunes, 18 de marzo de 2013

Diccionario salsero - D


D

Danzón: Fue por muchos caminos diferentes que la europea contradanza llega a Cuba a finales del siglo XVIII: ella toca directamente el corazón de La Habana, al Oeste, por la llegada de barcos ingleses, al mismo tiempo que ella demarca al Este con los colonos franceses huyendo de la rebelde Haití, llevando sus esclavos negros. Sobre la influencia de músicos cubanos negros y de compositores donde ella deviene poco a poco uno de los géneros favoritos, la contradanza se mestiza y da nacimiento a la contradanza: esta semimundana un poco bloqueada anima los salones al final del siglo XIX, al sonido de las flautas, clarinetes, cornetas, violines, contrabajo, güiros, timbales y otros. Es Miguel Failde Pérez cornetista de Matanzas (Cuba), a quien debemos el mérito de haber inventado el danzón, en 1879: inyectando una vigorosa síncopa, el rejuvenece la forma contradanza. El danzón se baila en pareja, siguiendo una estructura estricta, pero en las partes (alternantes de paseos haciendo refranes, de un trío de clarinete allegretto, de un trío de violines andante, de un trío de metales allegro) hacen su improvisación. El tiempo hará todavía evolucionar la forma integrando elementos venidos de otros estilos, como el eterno son, sobre la influencia de José Urfé hacia los años 10. En 1929, Aniceto Díaz perfeccionará la formula (con su composición Rompiendo la rutina) para concurrenciar el son - el gran rival -, creando entonces el danzonete. Más tarde vendrán otros descendientes célebres, el cha cha cha y el mambo, pasando por el ritmo nuevo.

Dengue: Estilo musical derivado del mambo. Creado por Dámaso Pérez Prado a principio de los años 60.

Descarga: Sesión musical hecha para improvisar y llamada por los jazzistas, Jam Session. Por lo general, en estas sesiones privadas, se toma una melodía o montuno como base y se la amplía con improvisaciones consecutivas. La descarga en música cubana fue iniciada por el pianista Bebo Valdés, a principio de los años cincuenta, pero fue el contrabajista Israel López “Cachao” quien popularizó dicho estilo hacia 1957. Es la versión latina de una jam session, es decir, es una reunión de músicos que se ponen a tocar y dan rienda suelta a la improvisación desarrollando los temas y mostrando todas sus capacidades musicales.

Despelote: En un comienzo, era la palabra lanzada sobre el escenario por Elio Revé para calentar y excitar al público. La palabra hace alusión a la manera de moverse. Los bailarines y, especialmente las bailarinas, mueven circular y frenéticamente las caderas, con los brazos sobre la cabeza y las manos abiertas, como si le dieran vueltas a una pelota grande. Es la actualidad, es profusamente utilizada, especialmente por las bandas más calientes de la escena: Charanga Habanera, El Médico de la Salsa, Pachito Alonso, Manolito y su Trabuco…

Duro: Fuerte y sólido. Se emplea tanto para referirse al carácter de un hombre como a la forma de tocar de un músico o una orquesta, o a la forma de tirar paso un bailador.