lunes, 1 de julio de 2013

Los Orishas


De acuerdo con la mitología yoruba, un orishá, orisá u orichá (en yoruba, òrìsà) es una divinidad hija y manifestación directa de Olóòrun (u Olódumàrè). Los fundamentos de la religión Yoruba pueden rastrearse en los inicios de la historia africana y lo que actualmente conocemos es un compendio o sincretismo de varios cultos regionales que se han ido fundiendo a través de las distintas corrientes de invasiones y conformaciones de estados. La nación Yoruba tiene sus inicios en la fundación de la ciudad estado de Ile Ife y, al transcurrir los siglos, ésta fue expandiéndose hasta absorber los pequeños reinos y estados que la rodeaban.

Así, al panteón original de Ile Ife fueron sumándose distintas deidades locales de las naciones circundantes. Según las tradiciones yorubas, Ile Ife fue fundada por un mítico rey llamado Oduduwa, denominado también Obalufe (Rey del pueblo de Ife) y de acuerdo con Ademola Iyi-eweka, investigador de la cultura Edo, probablemente, Oduduwa sea el mismo Ekaladerhan, un príncipe Edo que escapó de la ciudad de Benín (Nigeria) a la muerte de su padre para refugiarse en Ile Ife. Sus hijos y descendientes formaron una dinastía de reyes que fueron divinizados y posteriormente transformados en Orisha.

Como en las tradiciones griegas antiguas, los Orishas fueron seres mortales que, por alguna razón, devinieron en seres divinos, deidificados por su pueblo en virtud de actos notables en vida. De hecho, la semejanza entre las leyendas griegas y yorubas son numerosas. Es de mencionar que casi todos los Orishas fueron en vida reyes de la nación yoruba, grandes guerreros y reformadores de la civilización. En cuanto al dogma y doctrina, la religión tradicional tiene sus pilares en la creencia en la reencarnación, en la evolución espiritual de las almas y el descanso final de las almas en Orun (plano o mundo espiritual).

ELEGGUÁ:

Elegguá es el dueño de los caminos y el destino, es el que abre o cierra el camino a la felicidad; es muy travieso y su nombre significa "el mensajero príncipe". También significa "el que es grande".

Atributos: los caminos y el destino.
Patronazgo: los caminos y el destino.

OBBATALÁ:

Es el Orisha mayor, creador de la tierra y escultor del ser humano. Es la deidad pura por excelencia, dueño de todo lo blanco, de la cabeza, de los pensamientos y de los sueños. Hijo de Olofin y Oloddumare. Cuando Dios bajó a la tierra a ver lo que había hecho, bajó acompañado de su hijo Obbatalá.

Atributos: creador de la Tierra y escultor del ser humano, padre de todos los Orishas.
Patronazgo: dueño de todo lo blanco, de la cabeza, de los pensamientos y de los sueños.

YEMAYÁ:

Es una orisha femenina, pese a que son dioses y no criaturas se rigen por sexo como cualquier ser humano. Es la deidad de las aguas saladas. Es natural de Obeokuta, pero sus adoradores principales son del pueblo de Egbado. La Reina de los Eggun es Onoto, que también se le conoce con el nombre de Obsa.

Atributos: representa al mar, fuente fundamental de vida y creencias.
Patronazgo: dominio de la superficie de los mares, que al moverse de derecha a izquierda, representa el movimiento de las olas, y el carácter de su personalidad.

OYÁ:

Primer Orisha femenino en aparecer en la rueda del Batuque. Oyá es la diosa de las tempestades y del viento fuerte que las precede. Se dice de ella que es Efuele ti' da gi l'oke-l'-oke (el viento que arrasa y arranca los árboles desde la cima). Gobernó junto a Changó. Es una de las Orishas guerreras y la única que puede dominar a los Eggunes (espíritus de los muertos). Fue el gran amor de Oggún hasta que ella le dejó por Changó. Es autoritaria pero sensual, de temperamento muy fuerte, dominante e impetuoso. Es una de las esposas de Changó, a quién acompañaba en todas sus batallas. También es la dueña del cementerio, en cuya puerta o alrededores vive. Junto a Elegguá, Orulá y Obbatalá domina los cuatro vientos.

Atributos: domina a los Eggunes y a los vientos.
Patronazgo: dueña del cementerio (Kalunga pequeña).

OGGÚN:

Oggún es el Orisha de los herreros, de las guerras, de la tecnología, de los cirujanos, del ejército, y posee además un carácter irascible y violento hacia sus enemigos. Su símbolo principal es el machete (embelebobo), con el cual lucha contra sus rivales o para poder abrirse camino a través de la vegetación de la selva. Se le asocia popularmente a San Pedro por el sencillo hecho de que la imagen de este santo carga en sus manos las llaves del reino de los cielos, y dado que las llaves están hechas con metal (elemento de Oggún), éstas por tanto, le simbolizan y le pertenecen,  con San Jorge, por portar la espada (al igual que San Pablo y San Miguel) y por ser un guerrero con casco, lanza, etc. Él es el que asegura los caminos que abre su hermano Bará.

Atributos: dueño de los metales, el camino y los montes. Mensajero directo de Obbatalá.
Patronazgo: Orisha de los herreros, de las guerras, de la tecnología, de los cirujanos, del ejército y de toda profesión que trabaje con metales.

BABALÚ AYÉ:

Es el Orisha de la lepra, viruela, las enfermedades venéreas y en general de las pestes y miseria.

Atributos: las pestes y enfermedades, la miseria.
Patronazgo: afecciones de la piel y enfermedades especialmente las venéreas.

PALO:

Sin determinar.

Atributos: sin determinar.
Patronazgo: sin determinar.

OSHÚN:

Oshún es la Orisha de las aguas dulces, de la sensualidad, la coquetería, la sexualidad femenina, el amor, la fertilidad. También se le pide por el hombre que uno desea para una relación seria y que uno quiere. Como es una santa, de renombre es llamada Iyalodde, que en el lenguaje yoruba significa Reina.

Atributos: el amor, la fertilidad, los ríos.
Patronazgo: sensualidad, amor, el romanticismo, la delicadeza, el dulzor, la felicidad, el agua, la serenidad y el oro.

SHANGÓ:

Shangó es uno de los Orishas más populares del panteón Yoruba. Es considerado Orisha de los truenos, los rayos, la justicia, la virilidad, la danza y el fuego. Fue en su tiempo un rey, guerrero y brujo, quien por equivocación destruyó su casa y a su esposa e hijos y luego se convirtió en Orisha.

Atributos: los truenos, los rayos, la justicia, la danza, el fuego.
Patronazgo: dueño de los tambores, del baile y la música.

Más información en http://es.wikipedia.org/wiki/Orisha.

Salsaludos, abrazos y besines!

Rubén Álvarez