domingo, 31 de mayo de 2015

Felmín - Tabanedo - Rodillazo - Pico Polvareda (2.007 m.) - Cueva del Moruquín - Hoces de Vegacervera


Intensa ruta que comienza en el pueblo de Felmín, a escasos metros de las Hoces de Vegacervera. Dejamos el coche en el aparcamiento del Restaurante El Pescador y nos dirigimos por la carretera de montaña hacia Tabanedo y Rodillazo, dos pueblos pequeñitos, pero llenos de vida.

Cuando llegamos a Rodillazo, seguimos de frente por la hermosa calzada romana que se dirige en ligero ascenso por el Valle del Marqués.



Dejando atrás el pueblo de Rodillazo, continuamos sin pérdida por el hermoso Valle del Marqués, dónde nos encontramos con la conocida valla que nos indica que estamos ante una propiedad privada, vigilada a menudo por un guarda, y que podría impedir el paso. Nosotros tuvimos la suerte de no encontrarnos con nadie, por lo que continuamos por el valle sin problema. Cabe destacar que a pesar de la existencia de un guarda empeñado en no dejar pasar, insistiendo o enfrentándose a él es perfectamente posible sin tener ningún problema. Al fin y al cabo, se trata de un guarda sin capacidad de autoridad y estamos ante la única vía pública que comunica Rodillazo con Correcillas.

Terminando el ascenso por el Valle del Marqués, en el Collado Santiago, giramos a la derecha para continuar subiendo hasta la base del Pico Polvareda, nuestro principal objetivo del día. Hasta la cima, tan sólo queda continuar por la cara norte del pico, subida bastante evidente.




En la cima del Pico Polvareda (2.007 m.) podemos presenciar todos los valles que tienden hacia León, Peña Galicia, Peña Valdorria, Pico Fontún, Peña Ubiña..., los pueblos de Correcillas, Vegacervera, Matallana de Torío... Unas vistas excepcionales!



Descendemos, no por la misma vía de subida, pero también por la cara norte del pico hasta llegar de nuevo a la base de la cima. Ya en la base, buscamos y encontramos la Cueva del Moruquín, digna de visitar. La vuelta la realizamos por La Campona, a través de algún sendero creado por el ganado que encontramos por la zona y en paralelo al Valle del Marqués.



La vuelta no tiene pérdida, pero es necesario fijarse bien en dichos senderos, ya que en muchas ocasiones se pierde o la densa vegetación lo oculta. Una vez completada la travesía, ya en las cercanías de las Hoces de Vegacervera vistas desde lo alto, toca descender hasta ellas. Un tramo pequeño, pero de fuerte y técnico descenso. Sin duda, y por los kilómetros que se llevan en las piernas, la parte más complicada de la ruta, por lo que máxima atención...

Completado el descenso, llegamos a las Hoces de Vegacervera, punto geológico de gran belleza y en el que podemos degustar el agua que baja fresca de la montaña. Sólo queda caminar un poco más a lo largo de la carretera hasta completar las hoces y llegar, nuevamente, a Felmín, punto de partida.



Otro interesante trekking para pasar un día lleno de aventuras y con el ascenso al Pico Polvareda, la cima de más de 2.000 metros de altura más cercana a la ciudad de León y más meridional de la Cordillera Cantábrica. Sin duda, un día para disfrutar al aire libre!


Tipo: Senderismo
Fecha: 31 de Mayo de 2015
Duración: 8 h. 23 min.
Dificultad: Moderado
Distancia: 17,48 km.
Circular: Sí
Desnivel acumulado: 1.009 m.
Altura mínima: 1.074 m.
Altura máxima: 2.002 m.



Salsaludos, abrazos y besines!

Rubén Álvarez