lunes, 14 de septiembre de 2015

Sequoia National Park - Moro Rock Trail - Moro Rock (2.050 m.) - Sugar Pine Trail - Trail of the Sequoias - Congress Trail


Dejamos el coche en el parking habilitado del Giant Forest Museum e iniciamos, por diversas rutas, uno de los días más completos que se pueden tener en Sequoia National Park. Ruta completa en la que se puede divisar grandes ejemplares de sequoias y pinos de azúcar, osos y una gran diversidad de flora y fauna.

Comenzamos el día por Moro Rock Trail, sendero perfectamente indicado que nos llevará hasta el Moro Rock (2.050 m.), la vista al bosque de sequoias más espectacular del parque. Por el camino, tenemos la suerte de poder presenciar el primer oso de la jornada de cerca, un oso adulto, pero de menor tamaño que el oso pardo que nos podemos encontrar en España. Aún así, conviene no molestar mucho a este tipo de animales. Alguna foto y unos minutos presenciando cómo se divierte machacando ramas y continuamos la marcha. En las cercanías del Moro Rock, cogemos un desvío que nos llevará hacia Hanging Rock, un mirador expuesto que, por la cercanía, merece la pena visitar y fotografiar. Continuamos por el sendero hasta llegar a la base de Moro Rock, dónde toca ascender los 346 escalones que tiene para llegar a su cima. Con un poquito de esfuerzo, merece la pena, es lo más bonito del parque. Desde la cima se pueden presenciar las grandes cadenas montañosas del norte, Sierra Nevada, Kings Canyon y Giant Forest (bosque de sequoias gigantes). Un espectáculo para la vista.




Descendemos por la misma vía e iniciamos el sendero Sugar Pine Trail, donde presenciamos grandes ejemplares de pinos y donde se puede presenciar de cerca la fuerza del viento y el fuego en este tipo de bosques. Por este sendero nos encontramos con Triple Tree, 3 sequoias gigantes que nos sorprenden por el camino, algo realmente curioso.



Una vez concluída el segundo sendero, llegamos a Crescent Meadow, una gran pradera de hermosas vistas y en la que presenciamos el segundo oso del día. Este ejemplar está menos visible y apenas podemos observar lo que hace, incluso con prismáticos, pero su presencia indica la cantidad de vida animal que podemos encontrar en este parque. Proseguimos la marcha por Crescent Meadow Loop Trail, rodeando la pradera, y llegamos a una de las sequoias que más nos llamaron la atención: Sequoia Chimney, una sequoia completamente abrasada por el fuego y que ha conseguido mantenerse erguida formando un gran hueco, a modo de chimenea, en su interior. Hay espacio suficiente para meterte dentro del árbol, como si fueses la savia del mismo. Increíble! Seguimos el sendero y llegamos a Tharp's Log, un antiguo y singular refugio. No se puede entrar, pero sí se puede divisar desde fuera, asomarse, etc. Curioso! Continuamos unos metros y llegamos a Log Meadow, otra pradera entre tanto árbol gigante. Rodeamos por el norte y finalizamos el sendero por el que venimos.







Continuamos por Trail of the Sequoias, un sendero que no es nada transitado, pero que comunica por el medio de Giant Forest con el sendero más famoso del parque: Congress Trail. Decidimos continuar por el Trail of the Sequoias, con el fin de alejarnos un poco de la gente y disfrutar de la naturaleza en todo su explendor, y vaya si lo hicimos! Grandes ejemplares de sequoias y nuestro tercer oso de frente! Nos quedamos petrificados cuando vimos de frente, a unos 20 metros, a un animal de tal magnitud. No era muy grande, a diferencia del oso pardo, pero igualmente acojonante. No nos había visto, pero cuando levantó la vista y nos vio de frente, cual ardilla, se puso a correr y se abalanzó a un pino, colocándose a 4 patas sobre su tronco. Nos nos perdía la mirada. Nosotros a él tampoco! Increíble la agilidad de estos animales! Hay que tener presente que, a este tipo de animales, no hay que darles la espalda nunca. Finalizando el sendero, presenciamos Sequoias The Senate, un grupo de árboles gigantes, Sequoia The President y Sequoia Chief Sequoiah.





Finalizado el sendero anterior, toca iniciar la ruta más típica: Congress Trail. Por dicha ruta decimos adiós a la flora y fauna y comenzamos a ver gente, más personas que árboles! Por este sendero vemos el grupo de árboles Sequoias The House y Sequoia McKinley. Continuamos hacia el norte, ya sin mucha sorpresa, para dirigirnos hacia el punto más atractivo del parque: Sequoia General Sherman. En las inmediaciones del punto del parque dónde se concentra más gente, para nuestra sorpresa, divisamos el cuarto oso de la jornada! Éste, a diferencia del resto, era de mayor tamaño y de pelo más oscuro. Parecía un oso mucho más agradable, que no ofrecía ningún miedo y, seguramente, mucho más acostumbrado a la gente que el resto de ejemplares del mundo.




General Sherman es un ejemplar concreto de Secuoya Gigante, emparentado con el género Sequoia. Se encuentra en Giant Forest, dentro del Sequoia National Park (Parque Nacional de las Secuoyas) junto con otros ejemplares de similar porte. Este ejemplar está considerado como el ser vivo con mayor cantidad de biomasa de la Tierra. Aún con 83,8 metros de altura dista de ser el más alto (puesto que ocupa el ejemplar de sequoia llamado Hyperión con 115,5 m de altura), sin embargo, es el árbol que mayor volumen neto posee debido a su perímetro de tronco de unos 31 m, es decir, unos 11 m de diámetro en la base, lo que arroja un volumen estimado (según estándares de medición) de 1486,6 metros cúbicos. Su corteza tiene más de un metro de grosor, la longitud de sus ramas es a partir de unos 40 metros y un peso de más de 2000 toneladas. Durante mucho tiempo se creyó que este árbol tenía unos 3500 años, pero unos estudios recientes determinaron la edad exacta de 2000 años(no es el árbol más antiguo del mundo). Se reproduce por semillas que se encuentran dentro de piñas. Tiene forma de triángulo y su tronco es de color marrón rojizo. En enero de 2006 se cayó su rama más grande, cuyo diámetro era de unos 2 metros y su longitud de más de 30 metros, destruyendo el vallado que lo rodea y el camino que conduce a él. Esta rotura fue provocada por inclemencias meteorológicas, descartando posibles problemas de salud. Cada año el diámetro del tronco crece cerca de 1,5 cm.

Una vez finalizada la ruta a pie por el parque, regresamos en el autobús público y gratuito del parque (shuttle), cogiéndolo en la parada Sherman Tree y regresando al punto de inicio (Giant Forest Museum).


Impresionante el tamaño de los árboles, que encuentran en esta zona el clima y la altura ideal para desarrollarse. Un parque digno de presenciar, andar y disfrutar. Nos encantó!

Tipo: Senderismo
Fecha: 9 de Agosto de 2015
Duración: 5 h. 56 min.
Dificultad: Moderado
Distancia: 15,88 km.
Circular: No
Desnivel acumulado: 479 m. de subida y 340 m. de bajada
Altura mínima: 1.935 m.
Altura máxima: 2.206 m.



Salsaludos, abrazos y besines!

Rubén Álvarez