lunes, 14 de septiembre de 2015

Yosemite National Park - Clark Point - John Muir Trail - Nevada Fall - Mist Trail - Emerald Pool - Vernal Fall


Comenzamos en la parada número 16 (Happy Isles) del autobús público y gratuito del parque (shuttle). Sin duda alguna, una de las rutas más bonitas y exigentes que se pueden realizar en Yosemite, por lo que, bastones en mano, nos ponemos en marcha.

Iniciamos la jornada por el sendero denominado John Muir Trail, siempre a orillas del Merced River y en contínuo ascenso. Una ruta perfectamente marcada y sin pérdida. Después de varios kilómetros, llegamos a uno de los puentes, momento en el que podemos llenar nuestras botellas de agua y proseguir la marcha.


Llegamos al punto donde podemos hacer la ruta circular y donde tenemos dos opciones para continuar: John Muir Trail y Mist Trail. Después de barajar ambas opciones y estudiar el mapa detenidamente, pensamos que la mejor opción es continuar por la misma pista, ya que el ascenso iba a ser mucho más constante y llevadero. Seguimos el sendero a través de John Muir Trail, hacia la derecha, para seguir ganando altura de una manera más exigente hasta llegar a Clark Point, precioso mirador hacia el valle y con geniales vistas al Half Dome, una de las joyas de Yosemite. Disfrutamos del valle durante un buen rato, descansamos y aprovechamos el momento para hidratarnos y comer algo. Desde arriba ya se puede presenciar a lo lejos la primera cascada que veríamos: Nevada Fall.





Continuamos por la misma pista, de hermosas vistas al valle que forma el Merced River, y nos vamos acercando cada vez más a Nevada Fall, un espectáculo de la naturaleza y una de las cascadas más altas que se pueden ver en Yosemite. Disfrutamos pasando por encima de la cascada y remojando nuestros pies en las múltiples pozas y piscinas que forma el río en la parte superior de cada una de las cascadas que ofrece.


Después de detenernos en tan hermoso paraje, continuamos la marcha, llegando a la bifurcación que forman las pistas John Muir Trail (por la que venimos) y Mist Trail, momento en el que giramos a la izquierda para regresar por Mist Trail.

Al desviarnos, comenzamos a descender fuertemente hacia la base de Nevada Fall. Se trata de un descenso largo, en zig-zag y con el que recordamos varias veces la buena decisión tomada, ya que subir por Mist Trail hacia la parte superior de Nevada Fall hubiera sigo algo realmente exigente. Una vez abajo, disfrutamos nuevamente de las vistas que ofrece la cascada, continuando, poco a poco, nuestra marcha.


A los pocos kilómetros, llegamos a otra de las zonas más bonitas de la ruta, Emerald Pool. Se trata de una gran piscina formada por Merced River en la parte superior de Vernal Fall. Volvemos a parar y disfrutamos de aquel lugar, aprovechando para comer nuevamente y darnos un baño en esta piscina natural.

Continuamos la marcha y llegamos a Vernal Fall, otro espectáculo de la naturaleza, donde el ruido del agua es el principal protagonista. Fotos y más fotos, disfrutando de las hermosas vistas a ambas cascadas que, aunque estén separadas por algún kilómetro, se pueden presenciar desde varios puntos.



Con ambas cascadas a nuestra espalda, toca regresar, en leve descenso, hasta que nos juntamos con la pista original (John Muir Trail). Seguimos la marcha, llegando al punto de partida y finalizando nuestra ruta más exigente y bonita en Yosemite.

De lo mejorcito de Yosemite! Una ruta hermosa, llena de vistas y puntos donde te puedes parar y olvidar de todo. Naturaleza en estado puro! Las dos cascadas más grandes y bonitas de Yosemite!

Tipo: Senderismo
Fecha: 8 de Agosto de 2015
Duración: 6 h. 25 min.
Dificultad: Moderado
Distancia: 16,39 km.
Circular: Sí
Desnivel acumulado: 894 m.
Altura mínima: 1.041 m.
Altura máxima: 1.941 m.



Salsaludos, abrazos y besines!

Rubén Álvarez