lunes, 3 de abril de 2017

Compludo - Herrería de Compludo


De nuevo nos vamos para la bonita comarca del Bierzo para disfrutar de uno de los parajes más espectaculares y de una herrería que aún se mantiene con vida, después de cuatro generaciones: la Herrería de Compludo, declarada Monumento Nacional, visitable (totalmente recomendable) y con el mismo funcionamiento que el original. Sin duda, una obra de ingeniería única en el mundo.

Nos dirigimos hacia el pintoresco pueblo de Compludo, a orillas del Río Meruelo, lugar donde dejaremos el coche. En el propio pueblo, encontramos una bonita iglesia, que visitamos. La ruta comenzará desde aquí, remontando a lo largo de la carretera por la que llegamos al pueblo.



En los primeros metros del camino, muy cerca del pueblo, encontramos un desvío hacia un monumento. Está escrito en idioma antiguo, por lo que tampoco entendemos muy bien su significado. Una visita rápida, tras subir unos pocos escalones de piedra, y continuamos.



La próxima visita será la de un molino, que encontramos en el margen derecho de la carretera, al lado del Río Meruelo. Se trata de un molino antiguo y abandonado. Tras comprobar que es imposible acceder a él, seguimos nuestra ruta.


La siguiente parte continuará también a lo largo de la carretera, cruzando un puente, y hasta las inmediaciones de un parking, dónde también encontramos el desvío hacia la Herrería de Compludo y un cartel informativo, donde podemos leer y entender el curioso funcionamiento de la herrería.








A partir de aquí, la ruta gana en belleza, ya que avanza por un pequeño sendero, mucho más bonito. Cruzamos un precioso puente de madera y, en apenas medio kilómetro, llegamos al desvío que nos indicará el acceso a la Herrería de Compludo o la senda a seguir hasta los molinos de Espinoso de Compludo.




Tomamos el desvío indicado y, tras un giro de 180 grados, llegamos al Monumento Nacional de la Herrería de Compludo. La visita se puede realizar de miércoles a domingo y festivos, tanto en horario de mañana como de tarde. La entrada cuesta 3 euros (adultos), 2 euros (grupos de 20 personas o más) o 1 euro (niños). Totalmente recomendable la visita, siendo un chico (cuarta generación de herreros) el encargado de explicar el curioso y único en el mundo funcionamiento de la herrería, donde el principal atractivo es un martillo pilón de gran envergadura y que es capaz de golpear 180 veces en un minuto. Increíble también el lugar donde está enclavada la herrería, siendo aún más complicado el hecho de mantener, trabajar y seguir dando vida a la herrería.




Tras la visita guiada, para completar nuestra ruta de hoy, tan sólo quedaría desandar el camino de ida. Primeramente, seguimos el desvío y el pequeño sendero hasta la carretera, y de ahí al pueblo de Compludo nuevamente.

Sin duda, una ruta sencilla, corta y fácil, y que nos llevará hasta uno de los lugares dignos de visitar de la provincia de León. La ruta no es espectacular, pues la mayor parte transita por carretera, pero la visita a la Herrería de Compludo es realmente bonita!

Tipo: Senderismo
Fecha: 1 de Abril de 2017
Duración: 1 h. 48 min.
Dificultad: Fácil
Distancia: 3,57 km.
Circular: Sí
Desnivel acumulado: 53 m.
Altura mínima: 807 m.
Altura máxima: 905 m.

Wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=17051189


Salsaludos, abrazos y besines!

Rubén Álvarez