miércoles, 5 de abril de 2017

Foncebadón - Cascada de la Fervencia (El Rumor Escondido)


Ya teníamos ganas de conocer una de las cascadas más bonitas de la provincia de León, la Cascada de la Fervencia (también conocida como El Rumor Escondido), enclavada muy cerca del pueblo de Foncebadón, paso del Camino de Santiago y un pueblo realmente encantador. Lástima que la ruta no se encuentre señalizada, a pesar de algún hito, marca, letra, cartel... A lo largo de la ruta tuvimos que indicar a 3 grupos de gente, senderistas que no iban con GPS ni mapa y que no sabían cómo llegar a la cascada.

Llegamos a Foncebadón y dejamos el coche en las inmediaciones de la Taberna de Gaia, una taberna de época, preciosa, y a la que volveremos sin duda. Antes, habíamos desayunado espectacularmente bien en el Trasgu de Foncebadón, otro lugar de interés para alojarse, desayunar, tomar un café...


La ruta parte, en sus primeros metros, por la carretera, hasta encontrar el primer desvío a mano izquierda, por el que cogeremos una gran pista forestal. Aquí, en teoría, había un cartel informativo de la ruta, pero tan sólo queda el soporte de madera.


Avanzamos varios metros más, paralelos a una valla de alambre, hasta dar con dos torres de alta tensión. Aquí, entre ambas torres, es el lugar donde nos debemos desviar, rumbo hacia la Cascada de la Fervencia. Mucha atención a este desvío porque apenas se encuentra señalizado. Tan sólo unas letras escritas en la segunda torre que vemos, pero es complicado verlas, a pesar de ser grandes...


Atravesada la valla metálica en las inmediaciones de las torres de alta tensión, la ruta comienza a descender moderadamente hasta llegar a la altura del Arroyo de la Molina, arroyo que luego se convertirá en la preciosa Cascada de la Fervencia. Esta parte no se encuentra señalizada y tampoco existe un sendero visible. Hay que descender por la mejor zona entre árboles y vegetación baja.


Habiendo llegado al arroyo, encontramos el primer hito, que nos indicará que debemos continuar por el margen derecho del arroyo hasta dar con un sendero. A partir de aquí, la ruta ya no tiene más complicación que seguir dicho sendero, fácil y sin desniveles importantes.


Seguimos a lo largo de la estrecha senda y llegamos a la altura del Arroyo de la Molina, donde debemos cruzarlo sobre pequeñas piedras existentes. Al otro lado, el sendero por el que seguiremos. Especial atención en este pequeño paso, pues resbalar en época de deshielo puede empaparte!


Continuamos por la senda, ahora en el margen izquierdo del arroyo y cruzamos un bonito y joven robledal. Destacar la pureza del aire, pues todo el robledal se encontraba envuelto en liquen, también conocido como musgo de roble. Cruzamos el robledal y llegamos a una parte mucho más abierta, donde al Arroyo de la Molina se le unirá un arroyo más. Dicho arroyo lo cruzamos y llegamos al desvío que nos guiará hacia la cascada, que sigue sin estar señalizada. En las inmediaciones de esta zona, encontramos un cartel informativo de la Cascada de la Fervencia, también conocida como El Rumor Escondido.




Seguimos la ruta y el sendero se estrecha considerablemente. Aún así, la ruta sigue sin complicaciones. Cruzamos un cortafuegos y vemos el primer poste indicativo de la cascada, curiosamente medio colocado en una zona en la que no nos facilita ningún tipo de ayuda, pues no existe otro camino por donde ir. Seguramente, el poste se encontraba tirado a la altura del cortafuegos, pero alguien lo movió hacia el sendero.


Seguimos la estrecha senda y, tras un pequeño descenso, llegamos a la Cascada de la Fervencia (El Rumor Escondido), que no vemos hasta que no nos encontramos en ella. Por las inmediaciones la escuchamos, sabemos que estamos cerca, pero no podremos disfrutar de ella hasta que no completemos el cuidadoso descenso. Ya allí, muchas fotos y tiempo para disfrutar de tan hermoso salto de agua. Si el invierno es duro, se puede encontrar completamente helada. Nosotros la encontramos en pleno deshielo, aunque tampoco está siendo un buen año...





Habiendo disfrutado del sonido del agua y de la cascada, regresamos por nuestros pasos, cruzando el cortafuegos, hasta las inmediaciones del cartel informativo. En este punto, podemos regresar por el mismo camino de ida o regresar a Foncebadón de manera circular por la parte alta del lugar, opción que elegimos, por no volver por el mismo camino, ya visto.

Comenzamos el regreso en fuerte ascenso por una pista forestal cómoda, sin pérdida, hasta llegar a un desvío hitado, donde giraremos a la izquierda. Esta sería la parte más exigente de la ruta.


Seguimos por pista forestal, ahora ya sin grandes desniveles, y cruzamos un bonito pinar. Según vamos avanzando, los pinos cada vez son más grandes. Rodeamos Peña Zapatona por el sur y llegamos al siguiente desvío, donde giraremos a la izquierda, nuevamente.



Continuamos la ruta por una ancha pista forestal, sin ninguna dificultad, rumbo a la Estación Eléctrica de Iberdrola. Aquí volvemos a girar hacia la izquierda para coger la pista que nos guiará hacia la carretera, ya próximos a Foncebadón. Esta es la parte más alta de la ruta, a unos 1.450 metros de altura. Desde aquí podemos presenciar las cimas más altas de la Sierra de Gistredo y los Montes de León, con el Pico Teleno a la cabeza, nevado y espectacular.




Llegamos a la altura de la carretera y tan sólo quedaría descender ligeramente unos 300 metros, llegando a Foncebadón y dando por concluida la ruta.

Ruta fácil y sin complicaciones, ideal para un bonito paseo en familia y con un atractivo espectacular: la Cascada de la Fervencia (El Rumor Escondido). Sin embargo, el déficit de indicaciones es notable. Apenas existen indicaciones para llegar cómodamente a la cascada, por lo que es necesario documentarse bien, llevar mapa o GPS y tener una cierta orientación. Por lo demás, perfecta para disfrutar de una mañana o de una tarde!

Tipo: Senderismo
Fecha: 2 de Abril de 2017
Duración: 3 h.
Dificultad: Fácil
Distancia: 8,43 km.
Circular: Sí
Desnivel acumulado: 317 m.
Altura mínima: 1.128 m.
Altura máxima: 1.445 m.

Wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=17051231


Salsaludos, abrazos y besines!

Rubén Álvarez