jueves, 31 de agosto de 2017

Krisuvikurberg Cliffs


Comenzamos nuestro viaje por Islandia accediendo a esta hermosa zona de acantilados. Krisuvikurberg es uno de esos lugares donde la calma y el sonido de las aves y del mar son protagonistas.

Para llegar aquí, por la carretera 427, tomamos un desvío hacia la derecha, antes de llegar al cruce con la carretera 42. El desvío nos adentrará en una pista de tierra en malas condiciones, por lo que su acceso en vehículo normal es algo más complicado. Es preferible acceder con todo terreno. Aún así, nosotros, con nuestra furgoneta, accedimos hasta llegar a un río. Era necesario vadearlo y, como ya estábamos cerca de los acantilados, allí mismo aparcamos.


Comenzamos nuestra ruta siguiendo la misma pista de tierra a lo largo de un kilómetro y medio. La pista es muy cómoda de transitar y no tiene pérdida. El objetivo lo tenemos caminando hacia el mar.


Pronto llegamos a un pequeño aparcamiento, lugar donde comienzan los acantilados de Krisuvikurberg. Varios pasos más y ya podemos presenciar la majestuosidad de la zona.


Tras un ligero ascenso a la parte alta del acantilado, llegamos! Las vistas hacia ambos lados son espléndidas y nos muestran perfectamente todos los acantilados, verdaderos cortes en la tierra para dar paso al mar.





La mejor opción para poder disfrutar de los acantilados es dejar el camino y acercarse a la orilla. Por aquí ya no son visibles los senderos, pero es la manera más óptima de presenciar la gran cantidad de aves que conviven y las bonitas vistas que nos dejan los acantilados de Krisuvikurberg.



Habiendo disfrutado debidamente de la zona, regresamos por el camino más evidente, ahora ya sin asomarnos a los acantilados, hasta llegar al parking.

En el parking, un último vistazo a Krisuvikurberg y cogemos la pista de tierra para desandar el kilómetro y medio hasta llegar a la altura del río, donde habíamos dejado el coche. Por el camino, sin dificultad, observamos varias ovejas, animal muy típico en Islandia.

Cuando llegamos a la altura de la furgoneta, cruzamos el río y damos por concluida la ruta.

No es una maravilla de ruta, y si estás por Islandia con el tiempo justo, quizás es mejor prescindir de ella. Aún así, si estás por la zona y dispones de algo de tiempo, es impresionante ver los grandes cortes en la tierra y acantilados de Krisuvikurberg, siempre con las bonitas aves árticas sobrevolando.

Tipo: Senderismo
Fecha: 13 de Agosto de 2017
Duración: 1 h.
Dificultad: Fácil
Distancia: 4,44 km.
Circular: Sí
Desnivel acumulado: 105 m.
Altura mínima: 33 m.
Altura máxima: 66 m.

Wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=19480533


Salsaludos, abrazos y besines!

Rubén Álvarez